La III quedada, o lo que es lo mismo; la quedada de verano 2014, se preparó con ilusión, se disfrutó con avidez y se recuerda ya con deseo por la siguiente. Y como tenemos memoria por la III y para la IV que está por venir sufrimos. Porque como decía Cicerón ”el que sufre tiene memoria”. Pero este sufrir es de placer; ¿quién sufre haciendo kite? Alguno habrá, pero díganme quién.

Parecía que la playa de Valverde no iba a ser una buena candidata para el evento. Por la falta de espacio y la presencia de árboles, el poste de las estaciones y la falta de parking. Finalmente, y aunque Valverde no es un espacio diáfano como las otras playas, pocas quejas podían hacerse del spot que nos dejó la bajada del nivel de agua y el trabajo admirable de nuestro compañero David de Emocio. Tuvimos sitio de sobra para montar las cometas, con y sin lona ya que el terreno estaba limpio al contrario que en las otras playas, y no hubo problemas con los coches que se podían dejar a las orillas del camino de acceso.

 

Al llegar podíamos ver las dos casetas de Emocio que iban a dar soporte a la organización, el puesto de Best con sus banderas, cometas y tablas de test y la gran pradera para el montaje.

Día de sol, veinti muchos grados agradables -sin la humedad de las costas- y agua mediterránea. Para navegar con lycra o shorty.

A las 12h daba comienzo oficialmente el programa de la quedada. Desde mucho antes, algunos organizadores y colaboradores durmieron muy poco, ya se estaba trabajando para dejarlo todo a punto.  A esta hora el viento era una ligera brisa. Ya había bastantes lonas y cometas montadas. Y la gente iba llegando. De toda la zona centro, de Valencia y Jano que no se lo quería perder y se hizo 1400 km en día y medio sólo para estar con nosotros.

Para recibir a todos desde primera hora tuvimos al DJ Casca con su equipo de sonido. Nos amenizó con su música hasta el final del día. Ya sabemos que una fiesta sin música lo es pero menos.

No tardó mucho el Oeste en empezar a dar sus soplidos y resoplidos. A las 13h ya había cometeo en el agua desde hacía rato. Para no defraudar este O no se salió de la tradición. Buenas rachas navegables para 10-13m de 10 min seguidas de caídas a brisa ligera.

Al tiempo que las primeras cometas bregaban con este poniente caprichoso se repartían camisetas y licras. Las dos nuevas piezas del CKSC diseñadas por Jose, nuestro monstruo de los pelos, que van a ser premiadas por la Asociación Planetaria de Costureros y con el Premio Nacional de Poesía. Para eso estaban Jorge y su pareja María, que se vio metida en la tormenta y no tiene nada que ver con el kite (de momento) y lo hizo de lujo, con eso y apoyando en todo al resto de la organización.

En la mesa de al lado Javichu, su hijo Nico y el padre de Igna, Antonio, se entregaban a la tarea de repartir tiques y hacer la recaudación. Javichu ha sido el artista encargado de los tiques y el padre de Igna una vez más colaborando en todo. Sobre todo con la cocina junto a su mujer. Una labor ingrata y pesada, que ya hizo en la anterior quedada. La familia Ignakite al completo, todos con sus licras.

Mientras, Igna, que está convaleciente y no puede navegar, se dedicaba a hacer el reportaje gráfico -a píe y en el agua con piragua- que todos vamos a disfrutar en este artículo. Labor que contaba con la participación de Paloma, la otra reportera de la quedada. Y labor que remata y coordina las posproducción de Jose.

Hacía las 14h empezaba la cantina a funcionar y se empezaban a formar colas para hacerse con el bocata calentito. Se presentía que el viento iba a subir según la previsión y había que quitarse de encima la tarea del comer.

Pero el viento seguía a lo suyo, con sus subidas y bajadas. Eso sí, entraba ya con más fuerza y se iba sobrado con 11m.

Como era onshore (perpendicular a la orilla) se añadía una dificultad, puesto que todos tendíamos a navegar en la misma zona paralelos a la orilla y cuando caía el viento y empezaban los ochos era fácil la colisión entre cometas o que cayesen como pichones en la orilla, sobre las casetas o el bar de Emocio.

Así hubo algunos enganchones y arrastrones. Todos sin consecuencias. Rasponazos, golpes… pero con todos los kiters volviendo al agua a seguir con la faena. Incluso el gran susto del día quedó en nada: Javixl pego el salto de su vida cuando iba con su foil. El aterrizaje también fue el de su vida; diez metros orilla adentro y entre los árboles.

El viento justo en esa zona era muy traicionero al chocar con los pinos y no había manera de saberlo salvo que en mitad del salto la corriente ascendente te llevase aún más arriba. Como le pasó a él. Pero Javixl es un mutante que al contacto con la tierra convierte sus fibras musculares en poliestireno expandido y sus huesos en caucho vulcanizado. Se levantó tal cual se fue a la última manga del campeonato de Big Jump y… lo ganó.

Con la gente comiendo otros muchos se metían en el agua y disfrutaban los largos buenos y maldecían los 5 nudos que abigarraban la racha. Así llegaron las 16h, la hora del comienzo de la competición de Big Jump. Los jueces, Kevin, Carlos, Jaime y Rafa se reunían para coordinarse, sortear los participantes en cada manga (gracias a María) y aunar criterios. Las mangas serían de 3 y 4 competidores, de 5 min y eliminatorias, resultando así 3 tandas.

Esperando que el viento se estabilizara se retrasó la hora de inicio que finamente se estableció un poco antes de las 17h. Había que ir llamando a los participantes de cada tanda, repasarles las normas y ponerlos en marcha. Los participantes iban sin ningún complejo, como debe ser.

Y mientras todos los kiters de la quedada nos iban dejando algunas estampas:

Había grandes saltadores y saltadores del común, casi todos, a los que hay que agradecer su participación, porque lo importante no era quién ganaba sino pasar un buen rato y disfrutar de la experiencia. Es muy diferente saltar a tu aire que tener que hacerlo en un punto determinado, presionado por el tiempo y rodeado de kiters que te estorban por todos lados. Hay que vivirlo. Es emocionante.

Da igual en que puesto quedas. A la ronda final llegaron David-heztotal, Javi xl y Mauri. Gran espectáculo. Final muy reñida. Mauri luchando con ganas, David aterrizando los saltos como si fuera una pluma y Javixl que cambio la foil por una hinchable subiendo a los cielos como un adorado profeta. Mauri quedó tercero, David segundo y Javixl ganó. Los tres nos dieron muy buenos momentos. Lo mismo que los otros 16 participantes. La playa se llenó de gente siguiendo la prueba, prueba que tenía que pararse cuando bajaba el viento y se reactivaba cuando volvían a entrar esos estupendos 18 nudos.

Objetos volantes muy identificados se paseaban por el aire:

Ignakite a pesar de los pedruscos que caían del cielo seguía con su aguerrida labor de reportero en las trincheras:

Acabada la prueba y anunciados los ganadores sobre las 19h se convocaba a todo el mundo para el sorteo y la entrega de de trofeos.

A esa hora precisamente el viento se ponía como un térmico tarifeño o valenciano. Y así se mantuvo hasta casi la noche. Algunos aprovecharon y se perdieron el sorteo. ¿Pero quién se lo puede reprochar?

Como los windsurfistas que acompañaron, cómo no, a la navegada del día. Ahí estaba nuestro componente más joven, Manuel, de 13 años.

Y entre ellos javikitepasion disfrutando de esa hora mágica con las Best que había tenido todo el día a disposición de todos nosotros:

También hora mágica que aprovechaba Jano de kitefixchiclana para estrenar el TandemKite en Alarcón. El primer ”tandemnizado” fue Nico, hijo de Javichu. Su padre no se dio cuenta de que con el viaje de copiloto Nico dejaba de tener dudas sobre si hacer kite o no. Y que ahora Nico no le va a pedir salir por la noche o un videojuego; le va a pedir sus cometas.

Nico no podía decir que no sabía donde poner los pies:

Nos preparamos para el sorteo alrededor de las casetas y la terraza de Emocio.

Vicente -presidente del CKSC- armado con el megáfono, y con la ayuda de las manos inocentes más jóvenes de la quedada para sacar los números premiados, fue anunciando los ganadores:

Se sorteaban numerosos productos de Best -cinco packs de camiseta más pegatinas y una bolsa para cometa- gracias a javikitepasion  y alguna aportación de Cabrinha por medio de Ángel. Dos navegadores GPS para el coche de Efecto2000 y alojamientos en Tarifa, Mar Menor y Almerimar.

Los encantados ganadores de los alojamientos en la playa. Nuestro presidente recogía uno en nombre de uno de los valencianos que a esa hora ya había vuelto para su tierra y al que cumplidamente se le entregará en mano:

Los premios estuvieron muy repartidos entre socios y simpatizantes que esperan serlo. Muchas caras de sorpresa y mucha juerga entre los presentes.

Pudimos ver a Kascarillas -José Luis- recogiendo su premio del sorteo tirando de muletas. Con las mismas muletas no paró en todo el día de hacer viajes para proveernos a todos del pan de la comida, el agua, la gasolina para los grupos electrógenos y lo que hiciera falta. La suerte fue justa recompensa para su trabajo.

A continuación se entregaron los trofeos a los ganadores del Big Jump delante de la terraza de Emocio, con el agua detrás del podio. Javixl, David y Mauri hicieron de campeones de película. Levantando las copas y recibiendo las ovaciones. Ellos disfrutaron con la prueba lo mismo que nosotros viéndola.

Fue tras la entrega que hicimos la foto de grupo de la quedada en el mismo sitio. Una foto con muchas ausencias, de parte de los que estaban navegando aprovechando esa joya de viento tardío y los que ya se habían ido. Como el animado grupo de valencianos, que participó en el big jump y participará en el race de otoño. Pero foto significativa que representa a todos los que estuvimos.

Al acabar se dio por terminada la III Quedada y todos recogimos cometas y lonas y nos montamos en los coches con sonrisas desde S a XXL.

Todavía alguno, en particular los nativos de Valverde y el que se tenía que hacer muchos km de vuelta y hacía noche allí, se tomó la última en el bar de Emocio, haciendo tiempo a la noche que ya estaba encima.

Hemos pasado por la III Quedada y ya estamos pensando en la IV que tendrá lugar este otoño. Porque navegar con cometa nos vuelve locos y es la actividad que más nos hace disfrutar, pero hacerlo rodeados de amigos nos retorna a la cordura y nos hace darnos cuenta de la suerte que tenemos.

Justified Image Grid Plugin